caret-sm-white star-half circle-drag icon-checkmark-nocircle icon-envelope Left Arrow Scroll down Scroll down close Expand Scroll down quote-marks squiggle Play Pause long squiggle squiggle 1 close filter-icon Info Compare Compare Selected Information
Consejos para correr

Correr en una cinta frente a correr en el exterior: ¿Qué va mejor para los corredores?

Mujer corriendo en una cinta de correr en el gimnasio
Flecha hacia abajo
Flecha hacia abajo

Correr en una cinta y correr al aire libre tienen sus propias ventajas, y ambas pueden ser excelentes para ti, tanto física como mentalmente. No se trata de correr solo en la cinta o al aire libre, sino de qué es lo que más te conviene.

Es lo que pasa con correr en una cinta o hacerlo en el exterior, ambas opciones molan. No importa si se trata de superar tus objetivos de entrenamiento, de minimizar el riesgo de lesiones, de mejorar tu estado de ánimo o simplemente de aprender a correr. La manera que tú prefieras es la forma perfecta para hacerlo.

¿Cuál es la diferencia entre correr en una cinta y correr al aire libre?

Correr es correr, ¿verdad? Entonces, ¿tiene sentido debatir sobre correr en una cinta o en el exterior? Un poco. Aunque es estupendo correr independientemente de dónde lo hagas, hay algunas diferencias entre ambas opciones.

  1. Una de las mayores diferencias es, obviamente, el terreno. Cuando se corre al aire libre, especialmente si se practica el trail, el cuerpo necesita adaptarse a un terreno cambiante bajo los pies. Eso significa que las piernas tienen que impulsarte hacia adelante, contra la resistencia del viento.
  2. En una cinta de correr, sin embargo, hay una correa en constante movimiento debajo de ti, por lo que solo tienes que seguir poniendo un pie delante del otro… y además tienes la capacidad de controlar la velocidad con los controles que tienes delante de ti.
Hombre corriendo por la acera con vistas a la ciudad

¿Correr en la cinta de correr es tan bueno como hacerlo en asfalto?

Ambos maneras de correr son excelentes, pero hay mucho debate en torno a la cinta de correr frente a correr en asfalto.

El argumento para correr al aire libre

Los entusiastas del running al aire libre afirman que no hay nada comparable a salir a correr en una pista, en asfalto o por los senderos, ya sea porque no soportan la monotonía de correr en una cinta, porque les resulta más fácil correr al aire libre o porque simplemente les gusta estar rodeados de naturaleza.

Las razones para las sesiones en la cinta de correr

Los amantes de la cinta de correr, por otro lado, creen que los entrenamientos en la cinta son mejores, ya que te permiten mantener una velocidad que podrías no mantener al aire libre. Además, si tienes una cinta de correr en casa puede ser más fácil encajar un entreno. No hay que mentalizarse para salir a la calle con mal tiempo: simplemente te subes para una sesión rápida de 5k o de velocidad en tu hora de comer sin tener que salir de casa.

Hay ventajas y desventajas en ambos tipos de entrenamiento, así que cuando se trata de «si la cinta de correr es tan buena como correr al aire libre», todo depende de las preferencias personales.

¿Es más fácil correr en una cinta?

Mucha gente considera que correr en una cinta es más fácil, porque su ritmo en la cinta no se corresponde con su ritmo en el exterior.

Soporte mecánico

Esto se debe a que la cinta giratoria de la cinta de correr ayuda a la rotación de las piernas y, como hemos mencionado antes, cuando corres en la cinta no debes luchar contra el viento, ni hay ninguna variación en el terreno que pisas.

Esto significa que puede ser más fácil correr más rápido en una cinta de correr, y a menudo se dice que la configuración de la cinta de correr con un 1 % de inclinación imita mejor las condiciones que se encuentran al aire libre para disfrutar de una sensación más realista.

El factor del aburrimiento

Aunque tu ritmo sea más rápido en la cinta de correr, a menudo puede parecer más duro que correr al aire libre. ¿Alguna vez has tenido la sensación de llevar corriendo 10 minutos en la cinta de correr y luego has mirado la pantalla y te has dado cuenta de que no ha pasado ni un minuto? Sí, correr en un solo lugar puede tener un gran impacto psicológico y hacer que tus sesiones sean mucho más duras.

Mujer de pie en la cinta de correr del gimnasio sosteniendo una toalla

¿Por qué puedo correr en una cinta, pero no en el exterior?

Lo normal es que te resulte más difícil correr al aire libre que en la cinta. Al aire libre tienes que gastar más energía, para contrarrestar el viento y las cuestas que subes (o bajas).

Concéntrate en la respiración

Puedes hacer que correr al aire libre te resulte más fácil si te concentras en tu respiración. Intenta correr a un ritmo conversacional, es decir, que puedas mantener una conversación mientras corres. ¿Y si me resulta demasiado difícil hablar? Solo tienes que bajar el ritmo. Después de todo, se supone que correr debe ser divertido.

Las distintas superficies pueden ser más duras… literalmente

Correr por las aceras o senderos fortalece los huesos con el tiempo, pero si estás acostumbrado a correr en la cinta, puede que al principio te resulte más difícil. Intenta combinar el terreno en el que corres para aliviar parte de la tensión en tus articulaciones: intenta correr por senderos o, si puedes elegir entre hierba y asfalto, opta por la hierba siempre que puedas.

Utiliza las zapatillas adecuadas

Y, por supuesto, asegúrate de que llevas las zapatillas para correr y la ropa adecuadas. Vestirse de acuerdo con el tiempo te ayudará a correr incluso cuando haga viento o llueva fuera, y unas zapatillas que ofrezcan una amortiguación adecuada harán que las duras aceras sean un poco más suaves para tus articulaciones.

hombre corriendo en una cinta

¿Cuándo es mejor correr en una cinta que al aire libre?

La primera cinta de correr se hizo para replicar la experiencia de correr al aire libre de toda la vida. Sin embargo, las cintas de correr modernas pueden hacer mucho más, haciendo que correr sea aún más cómodo y divertido.
Estos son algunos de los beneficios de correr en una cinta:

  • Haga el tiempo que haga, la cinta de correr funciona. Uno de los mayores beneficios de los entrenamientos en la cinta de correr es que no dependen del tiempo que haga. La cinta de correr puede mantenerte en movimiento incluso cuando la naturaleza hace de las suyas.
  • Puedes programar la cinta de correr para que se adapte a tus necesidades. ¿Qué desnivel quieres hoy? ¿Y qué velocidad? ¿Quieres seguir un patrón de intervalos? En una cinta de correr, tú llevas la voz cantante y ajustas todo a tus objetivos, habilidades y estilo. Además, si necesitas cambiar algo (o terminar tu entrenamiento), solo tienes que tocar un botón.
  • Las cintas de correr tienen menos impacto sobre las articulaciones. Si tienes problemas de articulaciones o te duelen las rodillas cuando practicas ejercicios de impacto alto, las cintas de correr suelen ofrecer una superficie de carrera más suave. Esto significa un menor impacto en los huesos y las articulaciones, lo que ayuda a prevenir lesiones. Si estás buscando comprar una cinta de correr, busca modelos que ofrezcan cintas resistentes a los impactos.
  • Muchas cintas de correr ofrecen entrenamientos interactivos. Las cintas de correr de hoy en día, ya sea en un gimnasio comercial o en el gimnasio que te puedes montar en casa, ofrecen muchas maneras de mantener la motivación y aumentar la diversión al correr. Consulta las clases en directo y a la carta o explora virtualmente rutas de running de todo el mundo.
mujer probándose la zapatilla

¿Cuándo es mejor correr al aire libre que en una cinta?

Mientras que las cintas de correr son una forma magnífica de personalizar tus entrenamientos en función de tu cuerpo y tus necesidades, correr por senderos te obliga a adaptarte a la naturaleza.

Comprueba estos beneficios de entrenar al aire libre:

  • Está listo en cualquier momento. Cálzate las zapatillas, calienta y échate a correr por el asfalto (o un sendero). Entrenar al aire libre, salvo cuando hace mal tiempo, está siempre a tu disposición y no es necesario comprar una cinta de correr o apuntarse a un gimnasio.

  • Pasas tiempo al aire libre, que mejorará tu estado de ánimo. Para algunos, hacer ejercicio en la naturaleza conlleva una mayor sensación de bienestar mental y físico en comparación con sudar en interiores. Nada como la vitamina D y las endorfinas para mejorar el estado de ánimo.

  • Te prepara para el día de la carrera. Si estás entrenando para una carrera en asfalto, correr sobre el pavimento (al menos una parte del tiempo) puede ayudarte a preparar tus huesos y articulaciones para el día de la carrera. Si te aventuras a practicar el trail running, correr sobre hierba, tierra, rocas y a través de todo tipo de caminos accidentados puede ayudarte a fortalecer las articulaciones y que no te tuerzas nada por el camino.

  • Estimula una mayor activación muscular. Cuando corres al aire libre, eres el responsable de avanzar. Aunque algunas cintas de correr no tienen motor, la mayoría tienen uno que mueve la cinta, lo que significa que la cinta hace parte del movimiento por ti. Además, cuando se corre al aire libre, la variedad del terreno y la resistencia del viento pueden proporcionar a los músculos desafíos adicionales (y beneficiosos).

 

¿Por qué escoger una opción cuando puedes disfrutar de ambas?

Como en la mayoría de los casos, hay una tercera opción: hacer las dos cosas. Cuando cambies de una a otra, recuerda que cada opción hace que tu cuerpo trabaje de un modo ligeramente diferente. No te presiones para que tus tiempos y distancias coincidan. Empieza despacio y escucha a tu cuerpo, especialmente cuando pases de correr en interiores a hacerlo al aire libre.


Cuando se trata de correr en una cinta de correr o al aire libre, no tienes que elegir. Puedes aprovechar los beneficios de ambos, o quedarte con la opción que más te convenga.

Etiquetas
Escrito por
K. Aleisha Fetters

Especialista titulada en fuerza y acondicionamiento

Retrato de Aleisha Fetters

Soy una entrenadora de fuerza peculiar (o sea, friki) con una pasión por la ciencia y el sudor. Me encanta ayudar a las personas a alcanzar sus metas corporales, pero son sus beneficios mentales y emocionales los que me hacen sentirme feliz. Mi coqueteo con el correr incluye dos medias maratones y, algún día, correré una completa.