caret-sm-white star-half circle-drag icon-checkmark-nocircle icon-envelope Left Arrow Scroll down Scroll down close Expand Scroll down quote-marks squiggle Play Play Pause Pause long squiggle squiggle 1 close filter-icon Info Compare Compare Selected Information
Consejos para correr

Correr bajo el sol: 6 consejos que todo corredor tiene que aplicar para proteger su piel en el exterior

Un corredor sonriente lleva un sobrero para protegerse la piel antes de una carrera.
Flecha hacia abajo
Flecha hacia abajo

¿Qué mejor que salir al exterior para correr con una cálida puesta de sol? No mucho, pero si vas a correr bajo el sol, asegúrate de tener en cuenta estos seis consejos que todo corredor tiene que aplicar para proteger su piel.

Al medida que el calor aprieta y los meses de verano avanzan, probablemente estarás ansioso por ponerte unos shorts y una camiseta de tirantes y salir a correr bajo el sol. Sin embargo, antes de hacerlo, es importante que sigas algunos consejos que todo corredor tiene que aplicar para proteger su piel con el fin de evitar daños cutáneos más adelante. Además, una vez que apliques estos consejos, podrás disfrutar de carreras más divertidas y sin estrés.

1. Corre temprano o corre tarde

Los dermatólogos te dirán que las peores horas del día para estar bajo el sol son a mediodía, de las 10:00 h a las 14:00 h, cuando el sol está alto. Trata de salir por la mañana temprano o a última hora de la tarde para evitar los rayos más fuertes.

2. Échate protector solar

Es imprescindible antes de salir al exterior. Para correr, busca una fórmula a prueba de sudor que no desaparezca. Lo ideal sería que utilizaras un FPS de al menos 15 y te lo vuelvas a aplicar si vas a estar fuera más de dos horas. También es importante que te apliques el protector solar antes de ponerte la ropa, para que cubras áreas que pueden estar expuestas cuando se desplace la ropa con el movimiento.

3. Busca el lado con sombra de la calle

En la medida de lo posible, elige rutas que proporcionen mucha sombra de árboles o edificios. Mejor aún, el verano es un momento ideal para salir a correr por senderos y bajo las copas de los árboles.

Dos corredoras con sujetadores de running de Brooks

4. Lleva un sombrero y gafas de sol

La combinación de estos accesorios puede servir como potente protección solar. Un sombrero con visera mantendrá tu cabeza, orejas y cara protegidas. Ahora las gafas de sol suelen tener propiedades que bloquean los rayos ultravioleta, así que póntelas para que tus ojos también estén protegidos.

5. No escatimes en protección si llevas shorts

Puede que pienses que tu piel está protegida frente a los daños del sol en una 5K rápida, pero no es así. En solo 15 minutos, el sol puede provocar daños, incluso si no se presentan como broceado o quemadura.

6. Visita a tu dermatólogo con frecuencia

No importa lo bien que te protejas del sol, si sales al exterior de forma habitual, probablemente sufras algún daño en la piel. Las visitas anuales al dermatólogo son una buena forma de medir cualquier daño y librarse de él antes de que se convierta en un problema.

Correr bajo el sol tiene muchos beneficios, desde una dosis diaria de vitamina D hasta efectos estimulantes y la simple posibilidad de «jugar» en la naturaleza. Sal a correr, pero no olvides protegerte del sol.

Nuestro consejo como escritores responde únicamente a fines didácticos generales e informativos. Nuestra recomendación siempre es que consultes a tu médico o especialista en salud antes de introducir modificaciones en tus entrenamientos, tu nutrición o tus rutinas de ejercicio físico.

Etiquetas
Escrito por
Amanda Loudin

Escritora sobre salud y ciencia

Amanda Loudin corriendo por un bosque

Llevo corriendo desde hace más de dos décadas y siendo periodista durante el mismo tiempo. También soy entrenadora titulada y nada me hace más feliz que unir la escritura y el correr. Me encontrarás por los senderos con amigos de dos o cuatro patas.