caret-sm-white star-half circle-drag icon-checkmark-nocircle icon-envelope Left Arrow Scroll down Scroll down close Expand Scroll down quote-marks squiggle Play Pause long squiggle squiggle 1 close filter-icon Info Compare Compare Selected Information
Consejos para correr

Todo lo que tienes que saber sobre correr bajo la lluvia

Un corredor pisa un charco de agua mientras corre bajo la lluvia.
Flecha hacia abajo
Flecha hacia abajo

Correr bajo la lluvia puede parecer poco atractivo, pero créenos, con la equipación adecuada, puede ser realmente divertido. Esto es todo lo que tienes que saber para enfrentarte a uno de los elementos más duros de la madre naturaleza.

La alarma de primera hora de la mañana suena y al instante te llega el sonido de la lluvia que cae fuera. ¿Qué haces? ¿Te metes bajo las sábanas o te preparas y sales? En realidad, somos fans de correr bajo la lluvia, así que votamos por la segunda opción. Si quieres aprender a abrazar los elementos, debes saber que todo es cuestión de actitud y de la equipación adecuada.

Abraza los elementos

Empecemos por la actitud: Las carreras con lluvia nunca, nunca son tan malas como crees que van a ser. Salir por la puerta es lo más difícil y lo peor. Puede que te cueste unas cuantas carreras convertirte en un creyente, pero una vez que lo hayas probado, creemos que estarás de acuerdo. De hecho, correr bajo la lluvia puede hacer que te sientas de nuevo como un niño: ¿recuerdas haber chapoteado en los charcos?

Los noruegos tienen incluso una palabra para referirse a disfrutar del aire libre en cualquier elemento, y saben un par de cosas sobre el clima frío y lluvioso. Se trata de friluftsliv, que en términos generales significa "el arte de abrazar el aire libre". Para su cultura, no existe el concepto de mal tiempo, solo mala equipación.

Para canalizar tu propio friluftsliv, lo que necesitas es prepararte con la equipación adecuada. De la cabeza a los pies, hay ropa de running diseñada para que puedas correr cómodamente en condiciones de humedad, de modo que logres aprovechar al máximo tu tiempo en el asfalto o en los senderos.

Consigue la equipación adecuada

Empezando por arriba, busca una gorra que sea de secado rápido y que tenga ala; algunas pueden ser incluso resistentes al viento y al agua. El ala ayudará a evitar la lluvia en la cara para que puedas ver con claridad. Con un tejido de secado rápido, no te quedarás con la cabeza mojada durante mucho tiempo cuando vuelvas al interior o si deja de llover a mitad de la carrera.

En cuanto al torso, hay muchas opciones, dependiendo de la temperatura y de tus preferencias personales sobre el calor o el frío cuando sales a correr. Sin embargo, las capas pueden ser la mejor estrategia cuando hablamos de lluvia. Empieza con una camiseta técnica que se adapte a la piel para que no te pese cuando se moje. Puedes llevar una chaqueta con materiales resistentes al viento y al agua encima. Busca una chaqueta en un tejido transpirable que permita disipar el calor a medida que vayas calentando.

En la parte inferior, opta por shorts, mallas o pantalones hechos para enfrentarse a los elementos húmedos. Busca tejidos resistentes al viento y al agua, que absorban la humedad y se sequen rápidamente. Esto mantendrá los músculos principales esenciales para correr calientes y listos para la acción durante toda la carrera.

Aunque se pierde gran parte del calor a través de la cabeza, con lluvia, querrás prestar la misma atención a tus pies. Eso significa elegir zapatillas y calcetines preparados para enfrentarse a los elementos. Empieza por los calcetines: No es momento para el algodón, que absorberá el agua y te hará que seas vulnerable a las ampollas. Por el contrario, elige tejidos técnicos que pueden secarse rápidamente y alejar la humedad de tus pies.

En lo que respecta a las zapatillas, tanto si te diriges a senderos mojados y embarrados como a carreteras o aceras empapadas por la lluvia, busca modelos impermeables diseñados para mantener el agua fuera. Otras consideraciones, especialmente para los senderos, incluyen una mayor tracción para evitar resbalones y deslizamientos.

Por último, no te olvides de las manos, que simplemente cuelgan cuando corres. Ponte unos guantes de alta tecnología que te ayudarán a protegerte de los elementos y mantendrán tus dedos calientes y listos para agarrar esa taza de café caliente cuando vuelvas bajo techo.

Apuesta por la seguridad

Con cualquier equipación que lleves bajo la lluvia, es importante que destaque, ya sea en un color brillante o con cualidades reflectantes. Sin el beneficio del sol, los cielos grises y las lluvias torrenciales pueden dificultar que los coches te vean si estás corriendo sobre asfalto. Busca logotipos o ribetes reflectantes, o un toque de color brillante que contraste con el paisaje más oscuro y gris. Puede que incluso quieras añadir luces reflectantes para correr o un chaleco para mayor seguridad, o una linterna frontal que anuncie tu llegada.

También deberías pensar en la ruta que eliges cuando corres bajo la lluvia. Si tienes un campo arbolado, aprovecha la cobertura que puede ofrecerte el follaje. Tampoco debes olvidar la seguridad: Aléjate del tráfico pesado tanto como puedas para no tener que preocuparte tanto de que los coches te vean en condiciones de niebla y baja visibilidad. Considera también la posibilidad de evitar las carreteras que tienden a acumular mucha agua durante los aguaceros.

¿Todo listo para salir por la puerta? Recuerda: correr bajo la lluvia no es tan malo como suena. Escoge los elementos de equipación correctos y prepárate para abrazar los elementos. Estarás feliz de haberlo hecho.

Nuestro consejo como escritores responde únicamente a fines didácticos generales e informativos. Nuestra recomendación siempre es que consultes a tu médico o especialista en salud antes de introducir modificaciones en tus entrenamientos, tu nutrición o tus rutinas de ejercicio físico.

Etiquetas
Escrito por
Amanda Loudin

Escritora sobre salud y ciencia

Amanda Loudin corriendo por un bosque

Llevo corriendo desde hace más de dos décadas y siendo periodista durante el mismo tiempo. También soy entrenadora titulada y nada me hace más feliz que unir la escritura y el correr. Me encontrarás por los senderos con amigos de dos o cuatro patas.