Icons caret-sm-white star-half circle-drag icon-checkmark-nocircle icon-envelope Left Arrow Scroll down Scroll down close Expand Scroll down quote-marks squiggle Play Play Pause Pause long squiggle squiggle 1 close filter-icon Info Information Plus Icon Minus Icon Check Icon Check Icon
Bandera de España España español Cambio
Bandera de España España español Cambio

Consumo sostenible

Hombre practicando trail running en un sendero en el bosque

Nuestro enfoque

El objetivo de Brooks es reducir el impacto medioambiental que tiene nuestra equipación de correr. Para ello, hemos creado nuestra estrategia de consumo sostenible en apoyo del Objetivo de Desarrollo Sostenible n.º 12 de las Naciones Unidas: Producción y consumo responsables. Adoptamos un enfoque integral, gestionando el impacto de nuestros productos en el planeta a lo largo de su vida útil, desde las materias primas al uso del producto y el fin de su vida útil. Hemos identificado intervenciones clave para hacer frente a ese impacto: minimizamos nuestra dependencia de los recursos no renovables y utilizamos materiales más sostenibles en nuestros productos, minimizamos los residuos materiales generados durante la fabricación, introducimos un producto totalmente circular y nos responsabilizamos de nuestros productos después de su vida útil.

Dos corredores en un camino de grava en un día soleado

Nuestros esfuerzos en materia de consumo sostenible se guían por cuatro objetivos:

Convertir a materiales reciclados y de base biológica.

Leer más
2

Eliminar los residuos de material de fabricación de calzado enviados al vertedero o a incinerar.

Leer más

Transición a productos circulares.

Leer más

Asumir la responsabilidad de nuestros productos al final de su vida útil.

Leer más

Convertir a materiales reciclados y de base biológica

Vista lejana de un corredor en una carretera durante un día nublado
Nuestro objetivo:

  • Utilizar solo materiales con un mínimo del 50 % de contenido reciclado o de base biológica para 2030

Debemos sustituir materias primas como el poliéster y el etilvinilacetato por otras recicladas y de base biológica. El cambio es fundamental para desvincular nuestros productos de los recursos finitos no renovables que tienen un gran impacto medioambiental y que acabarán escaseando, lo que pone en riesgo la prosperidad futura de nuestra empresa.

Las materias primas representan aproximadamente el 17 % de nuestra huella ecológica total de gases de efecto invernadero (GEI), por lo que abastecernos de materias primas recicladas y biológicas que produzcan menos emisiones de GEI contribuirá al esfuerzo de reducir nuestro impacto en el cambio climático. Además, el abastecimiento de materias primas recicladas y de base biológica respalda nuestros objetivos con el planeta en general, incluida la eliminación de los residuos de fabricación de calzado que se envían al vertedero o a incinerar, y nuestra transición a productos circulares.

Para obtener más información sobre cómo se aplican nuestros objetivos a los materiales utilizados en los productos Brooks y las políticas de Brooks relacionadas con materiales más sostenibles, consulta la sección Manual de sostenibilidad de materiales

Nuestros materiales

Utilizamos diferentes materias primas para fabricar nuestro calzado y ropa. Hacemos un seguimiento de la cantidad de cada materia prima utilizada, para aumentar nuestra comprensión de las materias primas de mayor volumen y centrar nuestros esfuerzos en la conversión a fuentes recicladas y de base biológica.

Total de materias primas por volumen:

Colores que representan las materias primas por volumen
Total de materias primas por volumen:
(33,9 % EVA, 29,7 % poliéster, 20,2 % caucho, 6,4 % TPU, 4,9 % PU, 2,5 % nailon, 1,7 % polietileno, <1 % otros (cuero, elastano, PTFE, PP, polibutadieno, algodón, silicona, lyocell y lana)*
* Incluye materias primas utilizadas en el calzado y prendas durante 2023.

Estrategias y hoja de ruta:

Para cumplir el objetivo, debemos buscar alternativas recicladas o de origen biológico para cada materia prima que usamos. Algunas de estas materias primas, como el poliéster, ya tienen soluciones disponibles, como el poliéster reciclado. Puede que aún no existan alternativas recicladas o de origen biológico, o más disponibles para otras materias primas.

Hemos identificado estrategias para empezar a trabajar en nuestro objetivo a largo plazo: sabemos que se necesitarán e identificarán estrategias adicionales al desbloquear más innovaciones. El plan para implementar las estrategias tiene en cuenta si los nuevos materiales reciclados o de origen biológico cumplen nuestros estándares de rendimiento y calidad, su disponibilidad comercial, su capacidad para utilizarse en todo nuestro catálogo y el tiempo para innovar. A medida que avancemos en esta hoja de ruta, las asociaciones y la colaboración con los proveedores serán importantes.

Las estrategias fundamentales de nuestra hoja de ruta incluyen:

  • Convertir todas las fibras del calzado y la ropa a alternativas recicladas o de origen biológico.
  • Convertir los componentes del upper, como las espumas, los refuerzos, y las películas y laminados sintéticos, en materiales reciclados o de origen biológico.
  • Aumentar el contenido reciclado o de origen biológico de los compuestos en mediasuelas, plantillas y espumas Strobel, y en las suelas de goma, para lograr al menos el 50 % para 2030.
  • Aumentar el material reciclado o de origen biológico en otras materias primas, como copas de espuma de sujetadores, accesorios y ribetes.
  • Seguimos usando una pequeña cantidad de piel mientras buscamos alternativas de cuero reciclado o vegetal. Entretanto, usamos un pequeño volumen de piel obtenida de curtidurías certificadas por el Leather Working Group (LWG) para garantizar las mejores prácticas de gestión ambiental y una mejor eficiencia de los recursos.
  • Para otras materias primas, pero en volúmenes muy bajos, incluyendo algodón, lana y fibras de celulosa artificiales (MMCF), que ya son renovables y de origen biológico, optaremos por alternativas con menor impacto ambiental, como algodón orgánico, lana responsable y con certificaciones del Consejo de Administración Forestal y MMCF de producción responsable.

Fuente de contenido reciclado: Nuestro plan para usar materias primas recicladas se centra en fuentes posconsumo, como las botellas de plástico. Hemos ampliado el uso de fuentes posindustriales de plásticos y espumas recicladas, y sílice reciclada del sector de semiconductores para las suelas. Trabajaremos con los socios fabricantes para encontrar formas de usar residuos de materiales generados en la producción y materiales como fuente de contenido reciclado para hacer nuevos materiales. Esto apoyará nuestro objetivo de eliminar los residuos de material de fabricación enviados al vertedero y a incinerar. A más largo plazo, queremos que los materiales se conviertan a su vez en fuente de contenido reciclable tras haber sacado el máximo partido, para continuar con nuestra visión de producto circular.

Verificación de las declaraciones de contenido reciclado: Para textiles reciclados, verificamos el contenido reciclado con la Norma Global de Reciclado (GRS) y la de Contenido Reciclado (RCS) de Textile Exchange. Pedimos certificados de alcance y transacción para verificar insumos reciclados y la cadena de custodia de material reciclado en la cadena de suministro. Para los materiales no textiles reciclados, con normas de reciclaje de terceros no lo bastante expandidas, usamos GRS y RCS como guía de verificación, y pedimos información del origen y procesamiento de los materiales para validar que es contenido reciclado. 

Fuente de contenido biológico: Aceptamos contenidos de origen biológico procedentes de materiales derivados de biomasa vegetal.

Verificación de las declaraciones de origen biológico: Verificamos las declaraciones de base biológica biosintética con la norma ASTM D6866, el método estándar del sector para medir el carbono de un material.

Sustancias restringidas y químicos sostenibles

Los materiales de nuestros productos y los terminados deben cumplir la Lista de sustancias restringidas de Brooks, que comprende los químicos regulados por las normativas legales más estrictas en cualquier región a nivel mundial, incluyendo el REACH de la UE y la Proposition 65 de California. Pero no nos quedamos aquí. Restringimos o eliminamos muchas otras sustancias peligrosas para las personas y el planeta, incluso las aún no reguladas por ningún organismo gubernamental. Comunicamos a los proveedores los requisitos de sustancias restringidas con nuestra lista de sustancias restringidas (RSL) y nos centramos en el Código de conducta de proveedores y el Acuerdo de cumplimiento de la RSL, firmado por los proveedores. El cumplimiento de RSL es con una prueba de  sustancias restringidas , un material apto de bluesign® o con el certificado Oeko-Tex® Standard 100.

Tenemos una visión integral de la gestión de químicos que excede la RSL para gestionar químicos que entran y salen de las instalaciones. Nos esforzamos por abastecernos de materiales aprobados por bluesign®, con certificación Oeko-Tex® Standard 100 y confeccionados en una fábrica con certificación Oeko-Tex® STeP, o en una fábrica que se abastezca sólo de productos químicos conforme al ZDHC MRSL que cumplan con el nivel 1, como mínimo.

Leer más sobre nuestro programa de productos químicos responsables.

Productos impermeables resistentes

La impermeabilidad, importante en muchos de nuestros productos, requiere aplicar en algunos materiales un tratamiento resistente repelente al agua (DWR) o no absorbente. Estos tratamientos usan químicos conocidos como sustancias perfluoroalquiladas y polifluoroalquiladas (PFAS), que son persistentes, bioacumulables y tóxicas. Nuestros productos cumplen las normativas sobre PFAS, pero queremos eliminar todos los PFAS en la equipación de Brooks para 2025. Hasta entonces, las sustancias químicas perfluoradas a base de C8 no deben utilizarse en ningún producto de Brooks.

Embalaje

Hace más de una década intentamos reducir el impacto del embalaje de los productos con materiales de menor impacto y menos residuos. Nuestras estrategias para reducir el impacto de nuestros embalajes incluyen:

Convertir los materiales de los embalajes en insumos reciclados, y aquellos que pueden reciclarse después de su uso:

  • Las cajas de zapatos son de material 100 % reciclado y reciclable
  • Las etiquetas son en un 30 % de material reciclado

Minimizar el embalaje:

  • Usar materiales ligeros
  • Eliminar relleno de zapatillas en muchos modelos
  • Optimizar las dimensiones de las cajas para enviar un 15 % más por contenedor     

Políticas de materiales

Las políticas de materiales nos guían al seleccionar materiales y aseguran la conciencia del impacto ambiental y social en toda la cadena de suministro, y que los materiales cumplen con los estándares locales e internacionales:

Algodón: Brooks no acepta ningún algodón procedente de regiones con problemas de derechos humanos. Hay una política de tolerancia cero del trabajo forzado en la cadena de suministro, definida en el Código de Conducta para Proveedores.

Cuero: Los materiales de cuero usados en Brooks deben proceder de una curtiduría con la certificación LWG y tener una calificación de trazabilidad de dicho grupo.

Lana: Toda la lana debe ser sin mulesing.

Materiales procedentes de bosques: El material celulósico artificial en Brooks deben ser de fuentes certificadas por el Consejo de Administración Forestal o el Programa para el Reconocimiento de la Certificación Forestal. 

Poliéster/nailon reciclado: Las fibras de polímero reciclado en Brooks deben ser certificadas por la Norma Global de Reciclado o la Norma de Contenido Reciclado.

Con un enfoque de ciclo de vida y adoptando las herramientas del sector, el índice de Higg:

Los esfuerzos van más allá de elegir las materias primas, y se considera el impacto medioambiental de los materiales y el ciclo de vida de los productos. Una de las fases en la que nos centramos es transformar materias primas en material acabado, como tejido de punto, teñido de textiles y fabricación de mediasuelas, lo que contribuye al 35 % de nuestras emisiones totales de GEI.

Para comprender el impacto ambiental de materiales y productos en sus ciclos vitales, usamos herramientas estándar, el Índice de sostenibilidad de materiales de Higg (Higg MSI) y el Módulo de productos de Higg (Higg PM). Desarrolladas por el grupo de colaboración del sector de ropa y calzado Cascale, las herramientas miden 5 categorías de impacto: potencial de calentamiento global, agotamiento de combustibles fósiles, falta de agua, eutrofización y química. Las herramientas para productos del índice de Higg permiten usar datos de evaluación del ciclo vital del sector y aplicar la ciencia para identificar estrategias que reduzcan más las emisiones de GEI de materiales y productos, y otros impactos, como la falta de agua. Estas herramientas ayudan en la precisión de las declaraciones de impacto, como las emisiones de GEI de Alcance 3.

Estamos ampliando la adopción del Higg MSI y del Higg PM, trabajando para poner todos los materiales del calzado y la ropa en el Higg MSI y evaluando el impacto medioambiental de los modelos de calzado y ropa con el Higg PM.

Eliminar los residuos de material de fabricación de calzado enviados al vertedero y a incinerar

Zapatilla gris claro con logotipo rosa apoyada en una pared naranja
Nuestro objetivo:

  • Eliminar los residuos de material de fabricación de calzado enviados al vertedero o a incinerar para 2030 

Crear residuos en la fabricación aumenta las emisiones de GEI, genera un impacto medioambiental y aumenta el coste. Al reducir la cantidad de residuos de materiales generados y desviar los residuos inevitables de los vertederos y la incineración, podemos disminuir el impacto medioambiental general de nuestros productos, ayudar a reducir las emisiones de GEI y apoyar nuestra transición hacia un futuro circular en el que todos los residuos se traten como un recurso valioso.

Nuestra huella ecológica de residuos de materiales de fabricación

Calculamos la cantidad de residuos generados en todas nuestras fábricas de ensamblaje de calzado de nivel 1, donde actualmente se genera la mayor parte de los residuos materiales. Trabajamos con nuestros socios de nivel 1 para hacer un seguimiento de los residuos de material por tipo de material y peso, así como por su destino, y hemos ampliado este esfuerzo a nuestras fábricas de mediasuelas de nivel 2. Este mayor conocimiento de los residuos generados proporcionará información y servirá de base para las acciones necesarias para desviar los residuos de los vertederos y la incineración. 

Estrategias y hoja de ruta

Hemos identificado dos estrategias clave para lograr nuestro objetivo de eliminar los residuos de materiales de fabricación que acaban en el vertedero y en la incineración:

Minimizar los residuos de material generados durante la fabricación: Nuestro enfoque consiste en reducir la cantidad de residuos de material generados maximizando su uso. Hemos identificado una serie de iniciativas en materia de diseño, materiales y fabricación, que incluyen la exploración de nuevas soluciones de corte y un anidamiento más eficiente. También seguimos centrándonos en reducir los defectos. Cuando analicemos la línea de base de los residuos materiales para entender la causa de nuestra huella ecológica de residuos, se identificarán estrategias adicionales. 

Reciclar los residuos inevitables: Para cualquier material que llegue a la fábrica, nos asociaremos con nuestras fábricas y tomaremos medidas para reducir gradualmente los residuos que se envían al vertedero, a una incineradora o al medio ambiente. Nuestra visión a largo plazo es reciclar los residuos de materiales para devolverlos a la cadena de suministro de Brooks y utilizarlos como la fuente de contenido reciclado para fabricar nuevos materiales para futuros productos. Hemos empezado por incluir contenido reciclado en la mediasuela de la unidad inferior de las Green Silence Ghost 15.

Más información sobre la ejecución de algunas de estas estrategias en nuestro último informe de rendimiento de Responsabilidad corporativa.

Transición a productos circulares

Hombre y mujer anudándose las zapatillas en la parte trasera de un coche con portón trasero
Nuestro objetivo:

  • Lanzar el primer calzado y ropa de running de alto rendimiento totalmente circular de Brooks para 2030 

La visión de Brooks es pasar de productos lineales a circulares. Como parte de nuestro viaje para conseguirlo, tenemos el compromiso de lanzar el primer calzado y ropa de running de alto rendimiento circular de Brooks para 2030. Estamos comprometidos con la fabricación de productos que puedan deconstruirse, materiales que vuelvan al ciclo de producción para utilizarse en la fabricación de nuevo calzado y ropa de running de alto rendimiento.

Estrategias y hoja de ruta

Comenzamos nuestro viaje hacia los productos circulares allá por 2018, cuando empezamos a abastecernos de materiales hechos con contenido reciclado. Ampliamos esos esfuerzos aumentando la cantidad de poliéster y nailon reciclados que se utiliza en nuestros productos. En Brooks, reconocemos que el abastecimiento de materias primas con contenido reciclado es solo el comienzo de nuestro viaje hacia los productos circulares, por lo que ahora hemos dedicado líneas de trabajo para lograr nuestro objetivo de productos circulares a largo plazo. Esto incluye proyectos de I+D para desarrollar soluciones circulares en el diseño, los materiales y la fabricación de los productos, todo ello manteniendo la alta calidad y el rendimiento de nuestros productos.