caret-sm-white star-half circle-drag icon-checkmark-nocircle icon-envelope Left Arrow Scroll down Scroll down close Expand Scroll down quote-marks squiggle Play Play Pause Pause long squiggle squiggle 1 close filter-icon Info Compare Compare Selected Information

Abastecimiento responsable

Mujeres trabajando en el empaquetado de zapatillas Brooks

Nuestro enfoque

En Brooks sabemos que una cadena de suministro global responsable comienza por las decisiones que tomamos. Por este motivo establecemos asociaciones a largo plazo con fábricas que comparten nuestros valores y objetivos de respeto por los derechos humanos, avance del bienestar de los trabajadores y garantía de una fabricación sostenible.

Mujer sujetando un par de zapatillas Brooks

Nuestros esfuerzos por lograr un abastecimiento sostenible se guían por dos objetivos:

Respetar los derechos humanos

Leer más

Garantizar una fabricación sostenible

Leer más

Políticas y estándares

Nos basamos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en la Declaración de los principios y derechos fundamentales de los trabajadores de la Organización Internacional del Trabajo. También coordinamos nuestras políticas y estándares con las prácticas recomendadas internacionales, incluyendo el código base de la Iniciativa de Comercio Ético, la Asociación del Trabajo Justo, la Asociación Americana del Calzado (AAFA) y la Business Social Compliance Initiative (BSCI).

El Código de conducta de proveedores de Brooks es la base del programa de abastecimiento responsable. Junto con la legislación local y los estándares laborales internacionales, el Código establece los estándares para nuestra cadena de suministro de fabricación en todas las fábricas.

Logotipo de Brooks en un círculo rodeado por ilustraciones que representan un código de conducta

El Código está organizado en torno a cinco principios:

  • Asociaciones y colaboración transparentes
  • Cumplimiento de las leyes y normativas locales y nacionales
  • Un entorno laboral seguro y saludable
  • Compensación justa
  • Fabricación sostenible

Los principales temas que se abordan en el código incluyen:

  • Salud y seguridad
  • Mano de obra infantil
  • Trabajo forzoso
  • Horario de trabajo
  • Salarios y beneficios
  • Acoso, abuso y disciplina
  • Libertad de asociación y negociación colectiva
  • Responsabilidad medioambiental
  • Gestión de productos químicos

El código forma parte del acuerdo de compra y debe ser firmado por todos los proveedores que fabrican el producto y los materiales de Brooks, para garantizar una visión común, responsabilidad y transparencia.

Trazabilidad de los proveedores

La visibilidad de las fábricas que fabrican los productos y los materiales de Brooks, ninguna de las cuales es de nuestra propiedad ni operamos, es fundamental para garantizar el cumplimiento de nuestras normas de abastecimiento responsable. Hacemos un seguimiento del 100 % de las fábricas de nivel 1 (ensamblaje final del producto) y de nivel 2 (fabricación de materiales) y divulgamos públicamente nuestra lista de fábricas mundiales, que se puede encontrar aquí.

Respetar los derechos humanos

Trabajar con fábricas que comparten nuestros valores en el respeto de los derechos humanos, fomentar unas condiciones de trabajo justas y seguras, avanzar en el bienestar de los trabajadores.

Cumplimiento de nuestro código

Como parte de nuestro proceso de incorporación de nuevos proveedores, Brooks exige a todas las fábricas que firmen el Código de conducta de proveedores de Brooks, que certifica que:

  • Cumplen o superan los requisitos del Código
  • Mantendrán registros actualizados y detallados para justificar el cumplimiento del Código
  • Serán transparentes con Brooks en todos los aspectos, incluyendo toda la documentación, como un registro preciso de las horas de trabajo y de las nóminas
  • Toda la mercancía de Brooks se producirá respetando las leyes sobre salarios y horas de trabajo del país de fabricación y sin utilizar mano de obra infantil, penitenciaria o forzosa
  • Entienden que el incumplimiento del código puede dar lugar a la terminación de la relación laboral con Brooks

Además, Brooks exige a todas las posibles fábricas que completen la autoevaluación y verificación del Módulo social y laboral de un establecimiento de Higg (FSLM de Higg) para evaluar las prácticas sociales y laborales, además de verificar el cumplimiento de nuestro código.

En 2021, como miembro de la Coalición de ropa sostenible (Sustainable Apparel Coalition, SAC) y firmante del Programa de convergencia laboral social (Social Labor Convergence Program, SLCP), nos alineamos con la industria de la ropa y el calzado adoptando plenamente el FSLM de Higg y sustituyendo nuestro enfoque tradicional de auditoría de terceros. Esta herramienta estandarizada de la industria mide las prácticas laborales sociales en fábricas a través de nueve áreas clave:

  • Reclutamiento y contratación
  • Horario de trabajo
  • Salarios y beneficios
  • Tratamiento que se dispensa a los trabajadores
  • Salud y seguridad
  • Terminación
  • Sistemas de gestión
  • Empoderamiento de personas y comunidades

La evaluación del FSLM de Higg comienza con una autoevaluación que debe completar la fábrica, que, posteriormente, se verifica por medio de un verificador aceptado por SAC para confirmar que las preguntas de la evaluación se entendieron y respondieron correctamente, así como que los datos son fiables. Durante la verificación, los verificadores autorizados revisan las respuestas de la fábrica y realizan una verificación presencial con aviso previo, que incluye una reunión de apertura y otra de cierre, la revisión de documentos, entrevistas a los trabajadores y un recorrido por las instalaciones. Con la adopción de esta herramienta por parte de la industria, se elimina la duplicación de auditorías y las marcas pueden colaborar con sus fábricas compartidas para utilizar un conjunto de datos que permita impulsar mejoras sociales y laborales en sus cadenas de suministro.

Una vez que las fábricas se incorporan con éxito, evaluamos el 100 % de nuestras fábricas de ensamblaje final de nivel 1 para que sigan cumpliendo con nuestro código y con la legislación local mediante el uso del FSLM de Higg. Utilizamos un enfoque basado en el riesgo para determinar nuestro nivel de compromiso con los proveedores de nivel 2, dando prioridad a nuestro compromiso con las fábricas que representan aproximadamente el 80 % de nuestro volumen de materiales por gasto en dólares.

También utilizamos el FSLM de Higg para tener visibilidad en otras fábricas de nivel 2 ubicadas en países identificados como de alto riesgo para los trabajadores migrantes extranjeros. Reconocemos que los problemas de trabajos forzosos de los trabajadores migrantes extranjeros son uno de los retos más graves a los que se enfrenta la industria de la confección y el calzado. Como firmantes fundadores del Compromiso para la contratación responsable, nos comprometemos a trabajar con nuestros socios de la cadena de suministro mundial para crear las condiciones necesarias para que ningún trabajador pague por su trabajo, los trabajadores conserven el control de sus documentos de viaje y tengan plena libertad de movimiento, además de que todos los trabajadores sean informados de las condiciones básicas de su empleo antes de salir de casa.

Después de completar una evaluación del FSLM de Higg, trabajamos estrechamente con las fábricas para remediar cualquier problema identificado que no cumpla con nuestros estándares. Se espera que las fábricas solucionen los problemas críticos de inmediato y los menos graves en seis meses. Con el espíritu de una mejora continua y nuestro compromiso de establecer asociaciones con las fábricas a largo plazo, cuando Brooks se encuentra con algún incumplimiento, trabajamos con la fábrica para entender la causa original y encontrar una solución sostenible que corrija el problema y a la vez evite problemas similares en el futuro.

Más allá del cumplimiento

Mujer empaquetando unas zapatillas en una fábrica

Nuestros compromisos:

  • El 100 % de las fábricas de nivel 1 logran y mantienen una puntuación verificada en el FSLM de Higg superior a 80 para 2025
  • El 80 % (por gasto en dólares) de las fábricas de nivel 2 logran y mantienen una puntuación verificada en el FSLM de Higg superior a 70 para 2025

Al colaborar estrechamente con nuestras fábricas, nos comprometemos a ir más allá del cumplimiento: utilizamos las herramientas de puntuación y evaluación comparativa del FSLM de Higg para ayudar a nuestras fábricas a implantar prácticas sociales y laborales líderes. Una fábrica puede recibir una puntuación de hasta el 100 % en su evaluación del FSLM verificada de Higg, en base a los resultados obtenidos en las nueve secciones. El FSLM de Higg se divide en tres pasos, y una fábrica solo puede obtener la máxima puntuación si responde a las preguntas en los tres pasos de la evaluación. Las preguntas del paso 1 evalúan el conocimiento y la comprensión por parte de las fábricas de las prácticas sociales y laborales responsables, y de los sistemas que garantizan el cumplimiento de la ley, y suponen una puntuación máxima del 45 % en el FSLM de Higg. Las preguntas del paso 2 requieren que las fábricas establezcan referencias, se marquen objetivos y hagan un seguimiento de las mejoras, y suponen una puntuación máxima del 80 % en el FSLM de Higg. El paso 3 aborda cuestiones que van más allá del cumplimiento y permite a las fábricas alcanzar la máxima puntuación del 100 % en el FSLM de Higg. Estas prácticas incluyen compromisos con programas de empoderamiento de los trabajadores, como programas centrados en la igualdad de género en el lugar de trabajo y programas centrados en el compromiso con la comunidad para impulsar a las fábricas a contribuir a sus comunidades locales.

Como parte de nuestro objetivo de respetar los derechos humanos y avanzar en el bienestar de los trabajadores, tenemos un objetivo ambicioso: el 100 % de las fábricas de nivel 1 de Brooks deben alcanzar y mantener una puntuación verificada en el FSLM de Higg superior a 80 para 2025. Para conseguir esta puntuación, las fábricas deben completar los tres pasos del FSLM de Higg e ir más allá del cumplimiento de nuestro código y de la normativa legal para implementar prácticas líderes centradas en el empoderamiento de los trabajadores.

También tenemos el objetivo de que el 80 % (por gasto en dólares) de las fábricas de Brooks de nivel 2 deben alcanzar y mantener una puntuación verificada superior a 70 en el FSLM de Higg para 2025. Damos prioridad a las fábricas de nivel 2 que representan el 80 % de nuestro gasto total en materiales, lo que incluye fábricas de mediasuelas y suelas, así como fábricas textiles de gran volumen. Para obtener una puntuación de 70, las fábricas deben completar los pasos 1 y 2 de la autoevaluación del FSLM de Higg, cumplir con nuestro código y los requisitos legales, así como trabajar activamente en los objetivos para mejorar continuamente su responsabilidad social. Aunque animamos a todas las fábricas de la cadena de suministro de Brooks a que apliquen programas de empoderamiento de los trabajadores y otras prácticas punteras, reconocemos que nuestras fábricas de nivel 2 no tienen tanta experiencia con las evaluaciones de responsabilidad social. Prepararemos a nuestros socios de las fábricas para el éxito exigiéndoles expectativas realistas.

Para mejorar nuestro conocimiento del bienestar de los trabajadores, hemos aplicado la encuesta de sentimiento de los trabajadores de ELEVATE en todas nuestras fábricas de calzado de nivel 1. Esta encuesta interactúa directamente con los trabajadores y les proporciona una plataforma para compartir sus puntos de vista. Esta encuesta es 100 % anónima y nos permite escuchar a un número significativamente mayor de trabajadores que una auditoría tradicional o una verificación del FSLM de Higg. La encuesta puntúa a las fábricas en cinco aspectos basándose en las respuestas directas de los trabajadores: mecanismo de reclamación, salarios y horas de trabajo, bienestar en el lugar de trabajo, medioambiente, salud y seguridad, así como productividad y estabilidad. Al analizar las puntuaciones de las secciones, obtenemos información acerca de cómo se sienten los trabajadores con respecto a su compensación, la dirección y el entorno laboral en conjunto. La encuesta sobre el sentimiento de los trabajadores se basa en la información obtenida con el FSLM de Higg y nos ayuda a desarrollar un conocimiento más profundo del grado de satisfacción de los trabajadores. Una vez que recibimos los resultados de la encuesta, colaboramos directamente con nuestros socios de la fábrica para desarrollar soluciones que aborden específicamente las preocupaciones planteadas por los trabajadores.

Garantizar una fabricación sostenible

Reducir el impacto medioambiental asociado a la fabricación de productos y materiales de Brooks

Empleados fabricando zapatillas en una fábrica

Nuestros compromisos:

  • El 100 % de las fábricas de nivel 1 y el 80 % (por gasto en dólares) de las fábricas de nivel 2 logran y mantienen un nivel 3 verificado en el sistema FEM de Higg para 2025
  • Lograr un cumplimiento del 100 % con la MRSL de ZDHC y cero vertidos de productos químicos peligrosos para 2025
  • Convertir el 100 % de los productos químicos utilizado para la fabricación de calzado en productos a base de agua para 2023

Evaluación de la responsabilidad medioambiental

Para alcanzar nuestro objetivo de fabricación sostenible, evaluamos el rendimiento medioambiental de las instalaciones que fabrican nuestros productos y materiales mediante la herramienta estandarizada de la industria, el Módulo medioambiental de establecimientos de Higg (FEM de Higg). Hemos utilizado esta herramienta con nuestras fábricas de ensamblaje final de nivel 1 desde 2014 y el 80 % (por gasto en dólares) de nuestros proveedores de material de nivel 2 desde 2019. Tras la finalización de esta autoevaluación, todas las fábricas deben verificar la exactitud de la misma a través de un verificador autorizado por SAC.

Esperamos que todas las fábricas alcancen el nivel 1 del sistema FEM de Higg. Este nivel de rendimiento indica que la fábrica entiende bien su impacto ambiental y hace un seguimiento de su rendimiento de sostenibilidad. Para mejorar el rendimiento, revisamos cada evaluación verificada e identificamos las acciones específicas que la fábrica tendrá que llevar a cabo para lograr el requisito de rendimiento de nivel 1. Trabajamos con aquellas fábricas que ya han alcanzado el nivel 1 para desarrollar un plan de acción hacia el logro del objetivo a largo plazo de rendimiento de nivel 3, lo que indica que la fábrica ha implementado prácticas líderes para reducir el impacto ambiental.

Más información sobre otras estrategias que estamos implementando con nuestras fábricas de nivel 1 y nivel 2 relacionadas con reducir las emisiones de carbono.

Programa de productos químicos responsables

Un enfoque importante de nuestro programa de fabricación sostenible es la gestión de los productos químicos. El objetivo de nuestro programa de productos químicos responsables es asegurar que las fábricas que elaboran productos y materiales de Brooks utilizan solo productos químicos que son seguros para las personas y para el planeta.

La lista de sustancias restringidas de Brooks (RSL) sustenta el programa de productos químicos responsables y define aquellas que restringimos o eliminamos de nuestros productos. Todos los materiales en los productos de Brooks deben cumplir con nuestra RSL. Comunicamos nuestros requisitos de sustancias restringidas a todos nuestros proveedores a través de nuestra RSL y mantenemos este acuerdo a través del Código de conducta para proveedores de Brooks y el Acuerdo de cumplimiento de RSL, que se firma por todos los proveedores con cada versión actualizada de nuestra RSL.

Nuestro programa de productos químicos responsables va más allá del cumplimiento de la RSL para adoptar una visión holística de la gestión de los productos químicos. Implementamos requisitos para gestionar los productos químicos que entran en la fábrica (gestión de entradas), los que salen de ella (gestión de salidas) y el uso de los productos químicos en la fábrica (por ejemplo, el almacenamiento, la manipulación y la gestión del inventario). Nos hemos alineado con la industria de la confección y el calzado en general adoptando la Lista de sustancias restringidas en la fabricación (Manufacturing Restricted Substance List, MRSL) de Cero vertidos de productos químicos peligrosos (Zero Discharge of Hazardous Chemicals, ZDHC), una lista de sustancias químicas cuyo uso intencionado está prohibido, y las Directrices de aguas residuales de ZDHC, que definen las normas y garantizan la seguridad de los vertidos de aguas residuales. Estamos comprometidos con el cumplimiento al 100 % de la MRSL de ZDHC y con los cero vertidos de productos químicos peligrosos para 2025. Nuestro programa de productos químicos responsables evalúa el progreso de las fábricas con respecto a este compromiso, y trabajamos de forma proactiva con los socios de las fábricas para identificar las áreas en las que podemos mejorar las prácticas y garantizar el cumplimiento de las normas de ZDHC.

Más información sobre nuestro programa de productos químicos responsables y la RSL aquí.