Icons caret-sm-white star-half circle-drag icon-checkmark-nocircle icon-envelope Left Arrow Scroll down Scroll down close Expand Scroll down quote-marks squiggle Play Play Pause Pause long squiggle squiggle 1 close filter-icon Info Compare Compare Selected Information Plus Icon Minus Icon Check Icon Check Icon

Envío gratuito en todos los pedidos superiores a 75 € y devoluciones gratuitas.

Bandera de España España español Cambio
Equipamiento y tecnología

Los mejores tipos de zapatillas para correr para el dolor de rodilla

Toma de ángulo bajo de dos corredores en un sendero rocoso.
Flecha hacia abajo
Flecha hacia abajo

¿Cómo debe ser una buena zapatilla para correr para rodillas dañadas? A continuación, te presentamos los mejores tipos de zapatillas para correr contra el dolor de rodilla y cómo encontrar el par perfecto.

No hay nada que estropee tanto la experiencia de correr como el dolor de rodillas. Pero estamos aquí para decirte que, con las zapatillas adecuadas, no tendrás que aguantarte las ganas de correr... o dejar de hacerlo por completo.

Después de todo, los problemas de rodilla son un punto de dolor común para muchos corredores. Y, como resultado, los científicos han dedicado mucho tiempo a estudiar a los corredores, la mecánica de la marcha y las fuerzas de impacto de la rodilla para averiguar qué está pasando.

¿Por qué les duelen las rodillas a los corredores?

Correr es un deporte intrínsecamente de alto impacto. Con cada zancada, el pie choca con el suelo, enviando una minionda de choque a través de las piernas. Normalmente, esto no es malo. De hecho, la investigación demuestra que esto puede hacer que los huesos y cartílagos de las rodillas se fortalezcan con el tiempo. Además, los corredores tienen menos riesgo de padecer artrosis de rodilla que los no corredores.

Dicho esto, si tu pie no golpea el suelo de la forma correcta, esa onda de choque puede que no alcance tu rodilla de la forma más saludable. Comienza el dolor de rodilla.

Ahí es donde aparecen las zapatillas para correr especiales. Al corregir la trayectoria de tu pisada, alteran las fuerzas que golpean las rodillas, una y otra vez, cuando corres. De este modo, en lugar de terminar de correr con las rodillas doloridas, palpitantes o hinchadas, llegarás a la meta feliz y más fuerte que antes.

This is a carousel. Use next and Previous buttons to navigate.

Vista lateral de un corredor con zapatillas azules

Si eres sobrepronador: Zapatillas con soporte

Las zapatillas para correr con soporte alto proporcionan al pie una estructura sólida, y son una gran elección si el arco del pie se aplana y el pie gira demasiado hacia dentro al correr, lo que también se conoce como sobrepronación. Y, dado que un pie que se hunde hacia dentro puede hacer que las rodillas también se hundan, las zapatillas con soporte se encuentran entre los mejores tipos de zapatillas para correr para el dolor de rodilla. Suelen proporcionar un buen soporte para el arco del pie, pero si tienes el pie muy plano, puedes añadir una plantilla especial a tu zapatilla.

¿Dudas de si es tu caso? Mira tus zapatillas para correr actuales. Si las suelas están desgastadas en su mayor parte hacia la parte interior del pie, incluso debajo del dedo gordo, no cabe duda de que eres sobrepronador.

Si eres supinador: Zapatillas neutrales

Mientras que los sobrepronadores no encontrarán alivio con las zapatillas neutrales, los supinadores (también conocidos como subpronadores) probablemente sí lo hagan. Si eres supinador, tus pies giran hacia fuera, hacia los dedos meñiques, cuando corres. Esto transfiere la fuerza hacia la parte exterior de las rodillas y puede causar dolor en esa zona.

Las zapatillas para correr neutrales están diseñadas para guiar gentilmente el pie de nuevo al centro. Algunas tienen protecciones que actúan como guías para ayudar a mantener el pie por el buen camino.

De nuevo, las suelas de tus zapatillas para correr actuales pueden decirte mucho. Si la parte más desgastada es el exterior de las zapatillas, incluso debajo de los meñiques, eres subpronador.

Si taloneas: Zapatillas con amortiguación

A los corredores les encanta debatir si, cuando corres, debes apoyar primero el talón, el mediopié o la base de los dedos. Y el hecho es que, al final, lo mejor es hacer aquello con lo que mejor te sientas.

Dicho esto, si taloneas, es decir, si tu talón toca el suelo antes que el resto del pie, te vendrán bien unas zapatillas para correr con amortiguación adicional en el talón. En el fondo, el talón es una estructura bastante rígida, lo que significa que cualquier impacto que sufra puede repercutir fácilmente en la pierna. La tecnología de impacto en el talón «Heel-shock» solo ayuda a amortiguarlo un poco.

Cuando corras, intenta prestar atención a qué parte del pie entra primero en contacto con el suelo. Esto puede ser difícil de hacer sin entorpecer la forma de correr (es un poco como darse palmaditas en la cabeza y frotarse el estómago al mismo tiempo). Pero también puedes fijarte en el desgaste de los talones de tus zapatillas actuales. Cuanto más desgastados estén (en comparación con el resto de la zapatilla, claro), más probabilidades hay de que utilices los talones como primer punto de contacto del pie.

Corredor saltando en el aire

Si sientes cada paso: Zapatillas con amortiguación

Esto se aplica a muchos de los corredores con dolor de rodilla. Tanto si optas por una zapatilla con soporte, neutrales o con amortiguación en el talón, lo más probable es que puedas beneficiarte de algo de amortiguación.

Las zapatillas para correr con amortiguación hacen exactamente lo que parece que hacen: Amortiguan el pie para reducir las fuerzas de impacto que afectan a este y, en última instancia, suben por la pierna hasta la rodilla.
Las mejores zapatillas para correr para el dolor de rodilla se ofrecen con muchos niveles de amortiguación, y el mejor para cada uno es una cuestión individual. Si la idea de correr sobre las nubes hace que tus rodillas se sientan mejor de inmediato, entonces es probable que quieras un modelo con mucha amortiguación.

En resumen

Los mejores tipos de zapatillas para correr para el dolor de rodilla varían mucho. Y, en última instancia, el mejor tipo para ti depende de tu mecánica individual cuando corres. Antes de decidirte por unas zapatillas, asegúrate de probarlas para ver cómo reaccionan tus pies y tus rodillas. Puedes hacerlo en casa o en una tienda especializada en running, donde un dependiente registrará y evaluará tu marcha.

Escucha y confía en tu cuerpo. Cuando te calces el par adecuado, tus rodillas notarán la diferencia.

Nuestro consejo como escritores responde únicamente a fines didácticos generales e informativos. Nuestra recomendación siempre es que consultes a tu médico o especialista en salud antes de introducir modificaciones en tus entrenamientos, tu nutrición o tus rutinas de ejercicio físico.

Etiquetas
Escrito por
K. Aleisha Fetters

Especialista titulada en fuerza y acondicionamiento

Retrato de Aleisha Fetters

Soy una entrenadora de fuerza peculiar (o sea, friki) con una pasión por la ciencia y el sudor. Me encanta ayudar a las personas a alcanzar sus metas corporales, pero son sus beneficios mentales y emocionales los que me hacen sentirme feliz. Mi coqueteo con el running incluye dos medias maratones y, algún día, correré una completa.